miércoles, 25 de enero de 2017

Disco de la Semana: DNCE


Esto igual os parece una soberana gilipollez pero yo no le presto la misma atención a un disco en formato digital que a uno físico. Es por ello que aunque lleve música en el iPhone, me gusta llevar mis CD's en el coche y escucharlos de principio a fin, sin la tentación de poder saltar a otras cosas. Es gracias a ese método que me llevo sorpresas como con los DNCE, que me pasó muy desapercibido cuando me lo compré en iTunes hace unos meses pero que me ha dado la vida cuando me ha llegado en físico como regalo de navidad.
La banda de Joe Jonas me pareció toda una revelación cuando se dieron a conocer con ese monumental temazo veraniego que sigue siendo CAKE BY THE OCEAN. Las alarmas saltaron sobre si se iban a quedar en un mero One Hit Only, pero entonces llegó TOOTHBRUSH, que también obtuvo un éxito relativo. Fueron tan sumamente bien recibidas por el público que tuvieron que retrasar el lanzamiento de su debut para poder promocionarlos adecuadamente. El primer single oficial fue BODY MOVES, que aunque el tema mola, lo que de verdad se te queda grabado en la retina es el videoclip donde el Jonas sale con el torso al aire y dándolo todo en un ascensor. Normal que tenga ya 22 millones de visitas.
Tras escuchar el álbum entero unas cuantas veces, lo que saco en conclusión es lo mucho que mejora de la mitad hacia abajo y es que no hay nada que más me guste que un disco culmine por todo lo alto. La primera balada no llega hasta el track número 8 y es que ahí es donde uno se da cuenta del vozarrón tan impresionante y angelical que tiene el Jonas. 
En resumen, un álbum lleno de buenas vibraciones y un funkpop de lo más fresco que alcanza momentos realmente estelares. 

Lo Mejor: BODY MOVES, el mega hit de 238 millones de visionados CAKE BY THE OCEAN, TOOTHBRUSH, la muy funkretro dee-lite BLOWN, las preciosas baladas ALMOST y TRUTHFULLY, y la muy bailable NAKED.
Lo Peor: Que se me haya roto una esquina del sticker de la portada :-(
El Track Obsesión: El buen rollo de ZOOM me está llevando al borde de la obsesión máxima.