miércoles, 22 de febrero de 2017

Hemos Terminado: SANTA CLARITA DIET


Odiada por muchos y amada por otros tantos, la nueva serie original de Netflix está causando estragos desde que sus 10 capítulos de media horilla desembocaran en el famoso canal de pago. 
No puede estar más lejos de ser una serie SANTA porque es políticamente incorrecta en todos los sentidos, es CLARITA en cuanto a lo que vende, que es un producto no apto para todo el mundo y su DIET llega a unos límites de gore que hace palidecer a The Walking Dead a los 5 minutos de emisión con una escena de vómitos absolutamente épica.
El guapo Timothy Olyphant está más que correcto en el papel de padre y esposo cuya situación macabra le supera con creces a la vez que intenta mantener la calma y hacer lo correcto...pero la que se lo come todo (y lo digo de forma literal también) es la magnífica Drew Barrymore que da en el clavo con su adorable (e histriónica) interpretación de la zombificada Sheila Hammond. Una mezcla perfecta de carisma, sensibilidad y muchísima vis cómica que me recuerda a ratos a esa obra maestra llamada La Muerte Os Sienta Tan Bien de Robert Zemeckis,
Y todo ello envuelto en una mitología que promete expandirse en una más que asegurada segunda temporada que tiene que resolver muchas dudas (como esa peculiar escena final) y hacernos reír a la vez que nos cubrimos los ojos ante el festin visual de tripas. Una auténtica comedia de terror y gore. Tras verme la temporada casi del tirón, yo ya soy mega fan!