lunes, 6 de marzo de 2017

Hemos Visto: LOGAN


Pues sí, vuestros ojos no os están traicionando, le acabo de dar una puntuación tirando a mediocre a LOGAN, la película de superhéroes que está arrasando entre público y crítica. Y es que a pesar de que todo el mundo la esté poniendo por las nubes no puedo evitar la sensación de que se les ha ido un poco de las manos, muy especialmente al darle una duración de casi dos horas y media a una trama que se podría resumir en 1 hora como mucho. Es cierto que el nuevo tono, mucho más gore y salvaje le sienta como anillo de adamantium al dedo ya que tras infinidad de películas light, por fin vemos de lo que es capaz realmente un personajazo como Wolverine, interpretado como siempre de forma magistral y casi sin esfuerzo por Hugh Jackman. Ahora ruedan cabezas, salen trozos de pierna por un lado y brazos por otro, todo ello salpicado por sangre, mucha sangre... algo a lo que Marvel nos tiene muy poco acostumbrados y que se abrió la caja de Pandora con la maravillosa Deadpool.
Otra de las sorpresas de la película es la niña Laura (Dafne Keen) que es casi tan bestia o más que su protector Logan. Atención a su increíble forma de pelear!
En definitiva, puedo entender que le quieran dar un soplo de aire fresco a una franquicia ya algo decadente, pero intentar hacer pasar un film de mutantes por una de El Padrino no creo que sea la fórmula más lógica. Su ritmo pausado y lento hacen que parezca que no se termine nunca. Y si a todo esto le añadimos que los protagonistas sólo van huyendo de un lado a otro, la cosa se vuelve un tanto cansina.
Me odio a mí mismo por decir esto, pero pensar en volver a ver esta película me entran los siete sopores del Apocalipsis. Con 1 hora y media les hubiera quedado un peli de diez. 
Haters en 3, 2,1...